En el Faro de los Cisnes le tenemos mucho cariño a nuestras mascotas por lo que somos un desarrollo residencial pet friendly. También nos gusta consentir a nuestros perrhijos, al darnos tanto cariño y alegría en nuestro día a día.

Amar a un perro resulta algo tan natural, intuitivo y tan fácil de hacer, que, sin darnos cuenta, podemos expresar ese amor de diversas maneras; te compartimos una lista de cómo consentir a tu perrhijo y que realmente disfrutará.

Ir a caminar: no se trata solo de sacarlo a que de un paseo y que haga sus necesidades, algo que debe estar incluido en nuestra rutina diaria, sino de dar un largo paseo, si es posible por el parque o, mucho mejor, por el campo. Y si se dan las condiciones adecuadas para dejarlo suelto para que corra, mucho mejor. En El Faro de los Cisnes buscamos generar espacios verdes abiertos y grandes para que también puedas disfrutar a tu perrhijo por largas horas al aire libre.

Jugar: a los perros les encanta jugar. No se trata solo de comprarle juguetes que le gusten, sino de jugar con él. Por ejemplo, ningún juguete hará gozar más a tu perro que un palo o una pelota vieja cuando se lo tiras y lo tiene que ir a buscar. Es más, con tu perro puedes jugar incluso sin nada y lo harás feliz. Dedicarles tiempo los hace inmensamente felices. Además, también aprovechas tú para salir de la rutina.

Cepillado cariñoso: el cepillado frecuente acompañado de cariños es una forma fantástica de hacer cariños a tu perro. No solo por el cepillado en sí, sino porque mientras lo haces puedes acariciarlo…. en definitiva, prestarle atención.

Todas las ideas anteriores, y otras muchas, tienen en común una cosa: tu tiempo. Todas ellas se basan en lo mismo, que no es otra cosa que dedicarle tiempo a tu mascota. No necesitas gastarte grandes cantidades de dinero para hacerle feliz, porque a él lo que realmente le interesa es pasar tiempo de calidad contigo, sentirse amado y poder expresar lo mucho que te quiere.