El tiempo sigue corriendo y aunque el estado de encierro eventualmente irá mutando a una nueva realidad con otras reglas, muchas empresas y negocios se han dado cuenta que pueden implementar de manera permanente un esquema de home office para casi todos sus empleados.

Beneficios de hacer home office:

  • Libertad: horarios laborales un poco más flexibles y eficientes. Es más eficiente organizar el día laboral por tareas, que por horas que cubrir en una oficina.
  • Tiempo para ti. Se acabó el tiempo de traslado a la oficina lo que nos permite elegir cómo ocupar esos minutos o hasta horas. Dormir un poco más, preparar un mejor desayuno o hacer ejercicio para comenzar el día con mucha energía.
  • Tiempo con la familia. Estar en casa te permite participar más de las dinámicas del día a día, como comer en familia.
  • Menor probabilidad de contagiarte de enfermedades infecciosas.

Tips para que tu día a día no se vuelva un caos:

  1. Genera una rutina que te ayude a prepararte para trabajar, por ejemplo, hacer ejercicio, desayunar, bañarte y vestirte. Procura no levantarte directo a trabajar.
  2. Busca un lugar en casa en el que no seas interrumpido y en el que puedas concentrarte y fluir.
  3. Ten únicamente lo necesario para trabajar: un escritorio, una buena silla, computadora, impresora, entre otros.
  4. Elabora diario una lista de tareas.
  5. Ten pequeños descansos cada hora que permitan recargar tu creatividad y recuerda hacer un par de ejercicios de estiramiento.
  6. Considera mudarte a un mejor lugar para ti y tu familia. Una casa rodeada de naturaleza, con todos los servicios a la mano y en una comunidad segura que propicia paz y tranquilidad.